Horacio Colomé | La cita perfecta. 2002 vs 2020.
18615
post-template-default,single,single-post,postid-18615,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

La cita perfecta. 2002 vs 2020.

  • Año 2002:

Echo de menos esperarte en el parque con el Nokia 3310 jugando al Snake muriéndome de nervios. Añoro verte aparecer a lo lejos radiante y hermosa; sentir cómo se me acelera el corazón y me sudan las manos. Extraño sorprenderme falsamente haciéndote creer que no te había visto y, de repente, perder la noción del tiempo y volar. Echo de menos volver a casa con un chute de adrenalina; con ese “tilín” en la boca del estómago e ilusionarme con tu “llámame que no tengo saldo”. Saltarme el castigo (por llegar tarde a cenar con mi familia), robarles 20 pesetas y fugarme para bajar la cuesta de mi calle en dirección a la cabina telefónica. Me desesperaba si había alguien usándola, incluso le miraba ansioso, dándole a entender que era una llamada de vida o muerte. Echo de menos alegrarme al escuchar tu voz y entristecerme al darme cuenta que tenía que despedirte porque me quedaba un minuto de saldo. Añoro volver a descolgar el teléfono y llamar a la casa de mi mejor amigo (por cobro revertido) y hacerme el machote diciéndole que te tengo loca; cuando eres tú la que me enloquece. Echo de menos morirme de ganas por volver a verte.

  • Misma historia, año 2020:

Llegamos al mismo tiempo al parque porque compartimos ubicación por Whatsapp en vivo. Estás hermosa y radiante; pero no me sorprendo ya que vi tu boomerang de cómo ibas vestida en instagram. Incluso llego un poco cabreado, porque también lo compartiste en tu timeline y más de uno te puso 🔥🔥🔥 . Además, tenías un filtro que por lo que veo te hacía la cara más “beauty” de lo que realmente la tienes. Ahora sólo puedo acariciarte una mano; porque en la otra tienes el móvil. Te tienes que ir porque sólo te queda un 2% de batería, y sin batería, no puedes pedir un uber. Disfrutar de ese ratito juntos y volver a casa mirando mis nuevas notificaciones, haciendo match en el tinder. Enfadarme porque me dejaste de compartir tu ubicación por mucho que te esmeres en escribirme cosas bonitas. Llegar a casa y obligarme a dejar de lado el móvil para cenar con la familia. Volver a cogerlo y decirnos todo con pelos y señales, interpretando cada uno lo que le interesa, según su conveniencia, con la mirada clavada en la pantalla. Buscar en google frases de amor, copiar y pegar; y querer hacerme sentir especial. Ahora una videollamada de reconciliación. Necesito un descanso y reflexionar. Decido dejar el móvil de lado ya que llevo 7 horas de uso de pantalla.  Necesito que pase un tiempo para ver sin realmente quiero volver a verte. Vuelvo a coger el móvil y me doy cuenta que escribió una chica con 5 millones de seguidores. Su perfil tiene el “tick azul” de verificada. Le contesto y ahora la empiezo a seguir…


Horacio Colomé.

07/04/2020.

 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.